Hacer algo por la humanidad. RMP

Hacer algo por la humanidad. RMP

Hacer algo por la humanidad

Rodolfo Menéndez de la Peña

 » No te exijo, apreciable joven, que hagas milagros. Deseo solamente que dejes una huella de tu paso por el mundo. Se entiende, una huella luminosa.No ha tenido vida inútil, dice un proverbio indio, el que ha sembrado un árbol antes de morir, porque ha hecho algo en pro de la humanidad.¡Hay tantas maneras de ser útil! El árbol dará su sombra al caminante fatigado, su fruto al infeliz pordiosero. Un hombre puede vivir de un árbol, si lo cuida bien.

Mas el que no siembra un árbol, puede descubrir una planta que devuelva la salud al enfermo, o inventar un instrumento que simplifique la humana labor. Lo que importa es hacer algo por la humanidad.Si inspiras una buena idea; si demuestras una verdad; si ciegas un abismo al vicio o eriges un templo a la virtud; si haces un descubrimiento científico o produces una gran obra de arte; si das un ejemplo de ciudadano honrado y libre, no dudes que has hecho algo en beneficio de la humanidad.»

Aún en la más humilde esfera se es, se puede ser beneficioso a los demás. Si escribes un libro; si perfeccionas un arte; si enseñas el cultivo de una nueva planta útil; si introduces un mejoramiento en las costumbres; si proteges al débil; si defiendes al animal y al vegetal; si fundas una escuela, un taller, un hospicio; si haces un camino, o tiendes un alambre al pensamiento; si labras el campo o surcas el mar, o pides el cumplimiento de la ley de amor, no dudes que has hecho algo en pro de la humanidad.

“Todos, decía Edmundo de About, estamos unidos a los demás hombres, pasados, presentes y futuros, por fuertes lazos invisibles. Somos los herederos de todos los que han muerto; los asociados de todos los que viven; la providencia de todos los que nacerán”. Tenemos que demostrar nuestro reconocimiento a las generaciones que nos han dado cuanto tenemos, que nos han hecho todo lo que somos; y para ello es preciso perfeccionar la naturaleza en nosotros y alrededor de nosotros, y entregarla más bella y más cómoda a las sociedades futuras.

Se ha dicho que los que ahora vivimos mejores y más felices que nuestros antepasados: procuremos que nuestros pósteros sean más felices y mejores que nosotros. Todo hombre puede contribuir al progreso de su especie, puede hacer algo bueno a favor del género humano.El escritor citado ha dicho: “Merece bien el que ha plantado un árbol; el que lo corta y divide en pedazos o tablas, merece bien; el que reúne las tablas y construye un banco, merece bien; el que se sienta sobre ese banco, toma a un niño sobre sus rodillas y lo enseña a leer, merece más que los anteriores”.

“Los tres primeros, han agregado algo a los recursos o tesoros de la humanidad: el último ha añadido algo a la humanidad misma: ha convertido a un niño en un hombre; ha ilustrado su espíritu; ha hecho mejor a un semejante suyo”.¡Oh, jóvenes! ¿Queréis vosotros también poner vuestros brazos, vuestro corazón, vuestra inteligencia al servicio de la gran causa del bien? ¿No queréis hacer algo en provecho de la humanidad?

Rodolfo Menéndez de la Peña: La moral en acción para la enseñanza primaria superior. Rodríguez Núñez, Orlando y Manuel Jesús Uc Sánchez. Secretaria de Educación del Gobierno del Estado y Universidad Autónoma de Yucatán. México, 2008. Pp. 25- 166



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *